Importante minera promete invertir US$ 400 millones en cambio climático

BHP Group, la compañía minera más grande del mundo, ha prometido US$ 400 millones en fondos para investigación que ayude a abordar las emisiones de carbono causadas por sus clientes, como las plantas de acero.

El anuncio del director ejecutivo, Andrew Mackenzie, significa que BHP está rompiendo filas con muchos de sus pares, al trabajar activamente para reducir la contaminación de las industrias que compran sus minerales.

La empresa acelerará las inversiones durante los próximos cinco años en áreas que incluyen el desarrollo de tecnología de captura y almacenamiento de carbono, bajo un impulso más amplio para ayudar a los clientes a mitigar su contribución al cambio climático, asegura Mackenzie.

“Aquellos que disfrutan de los beneficios de nuestros productos deberían poder hacerlo con cada vez menos impacto”, dijo Mackenzie en un discurso en Londres el martes. “Debemos asumir una función de administración del producto para todas las emisiones en nuestra cadena de valor”.

BHP está tratando de trabajar con el sector del acero y otras industrias, y establecerá objetivos públicos para la acción sobre las emisiones de sus clientes, dijo Mackenzie. Los consumidores de productos de BHP, como el mineral de hierro, generan casi 40 veces más emisiones que las propias operaciones mineras de la empresa.

Las mineras, junto con los productores de petróleo y el sector del cemento, están sometidos a una presión de algunos grupos de inversionistas por asuntos climáticos y están estableciendo objetivos más estrictos para las llamadas emisiones de alcance 1 –las emisiones directas de dióxido de carbono de sus operaciones– y las emisiones de alcance 2 –relacionadas con la electricidad que compran las empresas para sus proyectos–.

Sin embargo, las empresas mineras más grandes no están de acuerdo sobre cómo abordar el problema más amplio de las emisiones de alcance 3: las generadas por los clientes como resultado del uso de los productos que venden.

Si bien el rival Rio Tinto Group ha instado a fabricantes de acero y gobiernos a tomar medidas para reducir las emisiones, la compañía insiste en que no debería ser responsable de implementar tecnologías o establecer metas para frenar las descargas.

“No podemos proporcionar objetivos difíciles para la acción que estén fuera de nuestro control”, dijo el presidente de Rio, Simon Thompson, en una reunión anual en mayo en Perth.

Pago a ejecutivos

La industria global representa más de una quinta parte de todas las emisiones de gases de efecto invernadero, y el sector del acero se encuentra entre los que más contaminan, según BloombergNEF.

BHP calcula que sus productos generaron emisiones de alcance 3 de más de 590 millones de toneladas de dióxido de carbono equivalente en los 12 meses a julio del año pasado, en comparación con descargas combinadas de alcance 1 y alcance 2 de alrededor de 16.5 millones de toneladas. Las emisiones de alcance 3 de Rio en 2018 totalizaron 536 millones de toneladas, según una presentación de febrero.

Además de establecer nuevos objetivos, BHP, con sede en Melbourne, tiene la intención de vincular más estrechamente el pago de los ejecutivos con la acción para reducir las emisiones, dijo Mackenzie.

BHP también examinará opciones para vender sus activos remanentes de carbón térmico, dijeron personas familiarizadas con el asunto a principios de este mes.

“La evidencia es abundante: el calentamiento global es indiscutible”, dijo Mackenzie el martes. “El planeta sobrevivirá. Puede que muchas especies no”.

(Fuente: Gestion)